La Morcilla de cebolla.

La Morcilla de cebolla es un alimento elaborado con manteca de cerdo, sangre, cebolla y especias.

Ingredientes que una vez mezclados y embutidos son cocidos, obteniendo su peculiar tono oscuro.

En función de su merma en los secaderos, se consideran “Secas” cuando han perdido más del 50% de su peso inicial, “Oreadas” en función del porcentaje perdido o “Frescas” sin someterlas a ningún tipo de oreo.

Aunque se cree que presentan un elevado valor calórico, solamente poseen 160 Kcal/100 gramos aproximadamente.

En cuanto a sus niveles de grasas 11%, la mayor parte de estas son Insaturadas 9%, las cuales ayudan a reducir los niveles del colesterol.

La primera descripción escrita de este tipo de embutido en la cocina española proviene de Rupert de Nola en su traducción castellana —Toledo 1525—.

En la zona del levante español es muy conocida.

Morcilla de cebolla oreada (cuelgo)