Preparando la hamburguesa perfecta.

La hamburguesa, sin duda, es un clásico americano. Es sencillo cocinarla a la parrilla aunque, si no se asa correctamente, puede quedar quemada por fuera y cruda por dentro. La clave para evitar este problema es crear un fuego de dos áreas y prestar un poco de atención. Aquí te decimos todo lo que necesitas saber para cocinar hamburguesas como todo un experto.

Elige tu hamburguesa.

  • Hamburguesa de vacuno mayor 100gr. (50 und.)

    77,00
  • Hamburguesa de vacuno mayor 200gr. (32 und.)

    98,56
  • Hamburguesa Ibérica 100 grs. (50 und.)

    71,50
  • Hamburguesa Ibérica 200 grs. (32 und.)

    91,52

Coloca los carbones

Comienza encendiendo el carbón en el cilindro de metal o en una pila.  Coloca los carbones en la mitad de la parrilla para crear un fuego de dos áreas. Debes lograr que el cabon esté a una temperatura media-alta, es decir, que deberías poder mantener tu mano a unas pulgadas de la rejilla por unos 5 a 6 segundos antes de tener que retirarla. Ten siempre mucho cuidado cuando hagas esta prueba. Si necesitas aumentar o disminuir la temperatura, hazlo ahora. Vuelve a colocar la rejilla para asar y espera a que se caliente

 

Sella y voltea las hamburguesas

Sella las hamburguesas colocándolas directamente arriba de los carbones por unos 4 a 5 minutos o hasta que ese lado de la carne esté dorado y crujiente. Ten cuidado de no quemarlas o aplastarlas con la espátula porque podrián secarse y perder sus deliciosos jugos. Si se producen llamaradas cuando la grasa gotee sobre las brasas, simplemente mueve las hamburguesas temporalmente a la zona sin carbones y espera a que las flamas bajen. Usa una espátula de metal con mango largo para voltear las hamburguesas una sola vez y espera a que se selle el otro lado. Así atraparás los deliciosos jugos de la carne.

 

Mueve y cubre las hamburguesas

Una vez que las hamburguesas estén selladas, pásalas al lado de la rejilla que no está directamente sobre los carbones. Coloca la tapa de la parrilla y deja que se cocinen hasta que alcancen la temperatura deseada. Es buena idea tener a la mano un termómetro para carnes que confirme la temperatura.

 

Perfecciona tu creación con un poco de queso y pan para hamburguesas

Cuando las hamburguesas  estén casi listas, es el momento para agregarle queso o el ingrediente que prefieras. Toma en cuenta que debes esperar a que el queso se derrita. No olvides ponerle mantequilla al pan para hamburguesas y tostarlo en la parrilla pero sin distraerte y que podría quemarse rápidamente.

 

Sirve inmediatamente

No hay necesidad de dejar reposar las hamburguesas. Colócalas inmediatamente sobre el pan tostado, añade tus ingredientes o aderezos favoritos y ¡a disfrutarlas!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *